Historias de los Tool Rebels

Una joya de la historia del automovilismo

Wera Tools presenta un verdadero cambio de juego:

 

 

 

N° DE CHASIS 009 0003 HERMANOS KREMER 935 K3

 

 

 

Motor: 930/80

Caja de cambio: 930/60

Caballos: 760

Año de construcción: 1979

Color: blanco

 

 

 

1er dueño: Porsche-Kremer (Alemania, 1980)

2° dueño: Hermann Werner (Alemania, 1980-1982)

3er dueño: Jürgen Lässig (Alemania, 1982-1985)

4° dueño: Willy König (Alemania, 1986-1991)

5° dueño: John Greasley (Gran Bretaña, 1992-1993)

6° dueño: Claes Wahlund (Suecia, 1994-2008)

7° dueño: Nigel James (Gran Bretaña, 2008-2009)

8° dueño: Chris Goodwin (Gran Bretaña, desde 2009)

Muy pronto, de nuevo se celebrará el festival de coches deportivos y motocicletas de carrera “Goodwood Festival of Speed 2017“ en el que participaremos de nuevo, ya por sexta vez en esta ocasión. Por segunda vez consecutiva presentamos la marca Wera al público, en un estand impresionante de 230 metros cuadrados: esperamos la visita de entusiastas del deporte automovilístico y de aficionados a los coches en general, de empresas productoras de automóviles y de representantes de nuestros competidores más importantes de nuestro propio sector. Durante los próximos cuatro días, más de 200.000 visitantes vendrán a los eventos del festival para admirar los coches más populares y las motos más famosas del mundo, en esta colina única que se encuentra directamente delante del bellísimo castillo “Goodwood House” situado en el sur de Inglaterra.

En este año, el tema del festival es "Peaks of Performance - Motorsports Game-Changers" (o sea, “rendimientos máximos que han cambiado el mundo del motorismo“). Es un lema que concuerda perfectamente con la empresa Wera ya que hemos podido conseguir un verdadero tesoro de la historia del automovilismo como objeto central de exposición para mostrarlo en nuestro estand del festival.

Desde 1980 hasta 1982, Wera poseía un Porsche Kremer 935 K3 que compitió bajo la bandera de “Wera Meißberg” en la serie alemana de carreras de coches deportivos DRM, en el campeonato mundial de los deportivos, en el campeonato mundial de los pilotos así como en la famosa carrera de las 24 horas de Le Mans.

Los aficionados al deporte del motor sabrán lo enormemente pionero que fue el grupo 5 935 de los hermanos Kremer – un cambio verdaderamente revolucionario. Los hermanos Kremer interpretaron las reglas del grupo 5 de manera sumamente generosa, por decirlo así, lo que conllevó uno de los diseños más llamativos de aquel tiempo en automóviles de carrera – si no incluso de todos los tiempos.

Cuando estos bólidos increíbles con motores twin-turbo de 3,2 litros de cilindrada corrían por los circuitos europeos, ¡saltaban las llamas de los tubos de escape! Pero, poco a poco, estos deportivos de carrera fueron desapareciendo de los escenarios del deporte automovilístico. Por eso, para nosotros fue un momento muy emocionante cuando nos enteramos de que aquel fantástico coche de carrera de Wera aún existía. Hoy, 35 años más tarde, Wera saluda a este acompañante de viejos tiempos con gran entusiasmo. Bajo su exterior, aún intacto y completo, y con el número de Les Mans “# 61”, aún laten 760 caballos tremendamente potentes. El Porsche Kremer 935 K3 todavía se ve impresionantemente bien – y también el sonido aún está de primera: el motor sigue rugiendo de forma igualmente fulminante.

El rey – el Porsche 935 K3 Turbo: Una breve crónica de este ícono que caracterizó toda una época. Por Carsten Krome

Estamos en el año 1979. Klaus Ludwig se encuentra sentado en la cabina del conductor de su bólido de altas prestaciones que muy pronto se convertirá en un pionero de las carreras automovilísticas. Este coche de carrera proviene del taller de los geniales hermanos Erwin y Manfred Kremer de la ciudad alemana de Colonia, y lleva el nombre... “Porsche 935 K3“.

Ya en su primera actuación como vehículo especial en las 24 horas de Le Mans, el Porsche 935 K3 gana la carrera con gran distancia a los demás participantes. Los otros competidores quedan completamente perplejos, y de ahora en adelante el listón de medida se encuentra en una posición altísima.

El 21 de febrero de 1980, el Porsche 935 K3 se le vende a Hermann Werner, co-propietario de Wera. De ahí en adelante, el bólido compite por "Weralit" – un material sintético desarrollado por Wera. En  1980, 1981 y 1982, este super-deportivo participa en los campeonatos alemanes. El piloto principal es Edgar Dören, y a veces Jürgen Lässig también se sienta al volante durante las carreras. La primera competición del bólido “Wera 935” tiene lugar el 23 de marzo de 1980 en el circuito belga de Zolder en la que consigue el 5° lugar del ranking de esta carrera.

Estas victorias tempranas culminan en la carrera de Monza, durante la primera competición europea por el campeonato mundial de automóviles de carrera: Edgar Dören y Jürgen Lassig baten a todos los competidores en una batalla dramática en medio de la lluvia.

En 1986 el bólido se vende al famoso experto en tuning de coches Willy König. Al final de la temporada de 1990, Willy König se convierte en el ganador de la carrera "Spezial Tourenwagen Trophy", aquel importante trofeo de turismos especiales. Luego, König conduce el coche durante muchos años en el circuito alemán del Nurburgring hasta que sufre un grave accidente en este coche al cual él mismo le había montado un motor tipo 962.

John Greasley compra el deportivo accidentado, lo modifica para convertirlo en un bólido de volante a la derecha, y en 1993 con este coche se gana el campeonato británico de GT. Anteriormente, Greasley le había vuelto a montar el motor 935-Twin-Turbo con una cilindrada de 3,2 litros.

Fue mera casualidad cuando en 2014 se supo que este coche aún existía en Gran Bretaña. Tras una búsqueda minuciosa fue posible encontrar al nuevo dueño, y así que le contactamos. Desde aquel día se ha desarrollado una relación de suma confianza entre nosotros. Esta excelente relación ha permitido que pudiéramos firmar un contrato que nos da la posibilidad de exponer esta leyenda del automovilismo, completamente restaurada, intacta y lista para volver a competir, en el marco del “Festival of Speed” de este año en Inglaterra.

Entre tanto, incluso se ha rodado una película sobre este coche con el número de bastidor 009 0003. Es la primera vez después de dos años que se muestra este bólido al público. El material de la película contiene numerosos documentos fotográficos históricos de los cuales solo se dispone gracias a los trabajos de archivado tan cuidadosos y minuciosos que se habían realizado sobre esta joya automovilística durante los últimos años.