Joker - la carraca que sabe hacer todo mejor

Cuando comenzamos a ocuparnos de llaves de boca nos preguntábamos: ¿Por qué hay que darle la vuelta a la llave una y otra vez?, ¿por qué la llave tiene una forma acodada?, ¿por qué se viven perdiendo los tornillos?, ¿por qué te resbalas y te lesionas los dedos? La reinvención completa de la boca nos ha proporcionado un verdadero "Joker", un comodín que siempre salva la situación cuando todos los demás fracasan.

El tope final permite un atornillamiento

más rápido.

¿Volver a posicionar la llave una y otra vez? ¿Reapretar permanentemente de nuevo? ¿Dosificar la fuerza para evitar lesiones? Así había que trabajar hasta ayer. Hoy, la nueva Joker, gracias a su tope final, evita que la herramienta se deslice del tornillo hacia abajo. Esto hace la cosa mucho más fácil. Y además: se puede aplicar mucho más fuerza al realizar trabajos de atornillado.

Práctica función de retención.

Gracias a la práctica función de retención de la Joker, el usuario podrá llevar las tuercas y los tornillos de forma segura y directa al lugar del montaje. Ahí, la rosca se puede apuntar rápidamente y de manera segura. Se puede evitar de forma muy efectiva que se caiga el tornillo o la tuerca. Así se eliminan las pérdidas de tiempo que pueden causar estos molestosos percances.

Mayor seguridad por el efecto anti-deslizamiento.

La inteligente geometría de doble hexágono de la Joker produce una unión más perfecta y continua con el tornillo o la tuerca – esto sí que encaja bien. Y la placa metálica intercambiable y endurecida de la que dispone la boca de la Joker, con ayuda de sus puntas extremamente duras, se aferra fuertemente en el tornillo. Ambas cosas evitan las molestias que provocan los deslizamientos incluso en pares de apriete muy elevados.

Un ángulo de recuperación mínimo.

Menos es más. Ante todo en aquellos lugares estrechos en los que hasta ahora había que voltear la llave con ángulo de recuperación de 60° para apretar o aflojar tornillos o tuercas. En vez de 60°, la Joker tiene un ángulo de recuperación de 30° con un diseño de hexágono doble. Con esto – y con su cabeza recta, a la llave Joker ahora ya no hace falta darle la vuelta. Con la Joker ahora se pueden aflojar, hacer contratuerca y apretar tornillos y tuercas, en todas aquellas situaciones en las que las herramientas normales no funcionan. Así que la Joker no sólo es más inteligente sino que además se las arregla a la perfección en todo momento.